Páginas vistas en total

8.6.16

GÉNESIS DE UN PERSONAJE



Hamelin a orillas del rio Weser de siempre había sido próspera y sus gentes alegres y divertidas.
Hasta que desde los países vecinos trajeron una gran depresión.   Sus vecinos no pagaban las mercancías que habían comprado, y Hamelin comenzó a decaer. Las calles de fueron poblando de asquerosas ratas, de perroflautas y demás fauna pintoresca que siempre florece cuando la depresión y la falta de carácter son los que gobiernan
Todos los espacios públicos fueron poco a poco siendo de propiedad de este zoológico pintoresco, las ratas invadían propiedades comunales o privadas, la convivencia era cada día más difícil
Reunidos los habitantes de Hamelin decidieron poner fin a este desmán. Se conocía la solución que habían aplicado vecinos de un país con igual problema, e hicieron venir a el genio Flautista de aspecto enjuto cuan caballero quijotesco, coleta desgreñada, verbo fluido, voz pausada y susurrante.
El Flautista pactó un precio: una vicepresidencia, los medios de comunicación, las fuerzas de seguridad, etc. muchos etcéteras más.
He hizo su trabajo
Una mañana reunió a ese zoológico pintoresco y con su voz encantadora les fue llevando al río Weser donde les dejó bañándose ( que falta les hacía)
Hete aquí que cuando fue a recoger su parte de lo pactado, se llevó un corte de mangas y si te he visto no me acuerdo.
Furioso por el incumplimiento el Flautista se marchó, no sin jurar que Hamelin se arrepentiría.

Unas semanas más tarde, el Flautista apareció una noche y haciendo sonar su flauta mágica, fue reuniendo a los hijos, a los hijos de los hijos, a magistrados, a militares de alta graduación, a oportunistas de todo pelo y a gente que embelesado por su voz pausada y melodiosa, decisión seguirle cuán Mesías camino a.......




22 comentarios:

  1. Muy interesante, imaginativo y teniendo en cuenta la actualidad. Has dejado abierta una puerta muy atractiva para seguir transitando por el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Flautista de los hermanos Grimm no deja un final feliz... Bueno, es una broma literaria, buscaba un revulsivo a a atonía que nos tienen nuestros grises políticos

      Eliminar
  2. Hola Rodolfo!... antes que nada, te agradezco el hecho de decidir sumarte a este encuentro juevero que me toca dirigir. Me alegra que el tema propuesto te haya inspirado como para escribir, y por lo que veo, la motivación ha venido de la mano de la crítica política en relación a lo que allá sucede. Buena manera de aunar dos puntas de tus inquietudes!
    Más tarde armo la entrada con los enlaces. Creo que serás el primero jeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Mónica, del pasado, de la leyenda, del cuento la lección. Para mi siempre es un honor estar entre tanto buenos, inteligentes y generosos amigos que componen este veterano grupo. Un beso

      Eliminar
  3. Me gusta tu versión actualizada de esta historia. Y que seas el primero así tu relato sirve de guía, de ejemplo a los demás.
    Bien sumarte al jueves de Neogéminis.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Demiurgo, por tus palabras, pero..ser guía yo de algo...? es excesivo, gracias de todas formas. Estuve pensando muy seriamente escribir sobre un personaje que una amiga me llamaba con cariño: "El sombrerero loco", más acorde conmigo. Y copiando a Carmen Martín Gaite, haber llevado el personaje como ella ( su caperucita) a Manhatan

      Eliminar
  4. Pues ahí está, ya conocemos la génesis, pero el desenlace... ¿cuál será? Creo que este otoño la trama va a irse desvelando.
    Un abrazo Rodolfo, un gusto leerte en los jueves.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por tu comentario Juan Carlos, si, hay demasiados árboles que no nos dejan ver el bosque, ya verás como tras la tormenta sale el sol...otra vez

    ResponderEliminar
  6. Lo malo es que el vecino país con igual problema, no consiguieron sus propósitos y que la flauta terminó por desafinar saltándose las notas de la sinfonía primigenia.
    Algo se sacó en consecuencia: a partir de ahora todos estamos pendientes de que las ratas no vuelvan a proliferar por Hamelin.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Juan, viniendo de ti, es todo un cumplido

      Eliminar
  7. Un bello relato lleno de actualidad .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, todos somos sensibles a lo que nos rodea, la misma experiencia contada por dos diferentes personas resulta dos historias distintas. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  8. La venganza fue magnífica, ahora sí van a saber lo que es tener "ratas" en ese pueblo, "ratas" con poder y con ambición que los desvastarán mucho más que las otras.
    Excelente relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Así es Sindel, los encantadores, los vendedores de humo son lo que son: farsantes. El pueblo somos los responsables de poner a quien nos gobiernan, y nadie más, no culpemos en exclusiva a los gobernantes que incumplen .

    ResponderEliminar
  10. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, ¿no? Aiiisssss.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, quizás deba cambiar el nombre de Hamelin por otro que fuera más fantástico como España, para que mi relato no fuera tan ireal.

      Eliminar
  11. Un gran relato, que muestra la responsabilidad y la tacañería de la sociedad actual. Eso y más se merecían por incumplidos, pensándolo bien, no estaría mal llenar de ratas las bocas de los políticos actuales. Fue un placer leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yessy: tú por eso no te preocupes, ta hago un final a tu medida. Metemos en el río Weser a las fuerzas vidas hasta que dejen de serlo, y que las ratas lo invadan todo, total, sólo es un cuento alterado y fantaseado. Saludos

      Eliminar
  12. Hola, Rodolfo... Por qué pensé yo en Javier Azul... No sé...
    Debería haber un flautista de estos en cada esquina y no sé si daría a basto.

    Un placer leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mag, mira Javier azul fue mi alter ego hace tiempo, me trato muy bien, ya que la mayor parte de la buena gente con la que mantengo amistad ( algunos DIEZ AÑOS ), fuero por que Javier ( o Simbad ) fueron conocidos gracias a él
      Besos

      Eliminar
  13. Muy bien llevado tu personaje hasta nuestro momento político actual...veremos a ver cómo acaba todo...Qué miedo me da!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Charo, bueno, como Unamuno con la rebelión de su personaje en "Niebla", yo, el autor: soy dueño de la vida de este mi flautista y puedo terminar la obra como me venga en gana, por mucho que se me rebele ( pero no lo haré...lo dejaré en suspenso)

      :-)

      Eliminar